Audífonos y calor

El cuidado de los audífonos y el calor

Llegamos a la época del año más calurosa. Los audífonos son dispositivos tecnológicos sofisticados y cada día más resistentes pero aún así es conveniente tomar algunas precauciones.

Audífonos y el calor

Antes de nada debemos recordar que el uso de audífonos va a permitir a las personas que han perdido sensibilidad auditiva volver a disfrutar de los sonidos del verano. Y para que esto pueda ser así es necesario cuidar de nuestros audífonos en esta temporada en la que el calor es fuerte.

Los audífonos, precisamente porque son necesarios para las personas que sufren pérdidas auditivas, nos van a acompañar siempre. Esto significa que debemos prestar atención durante los meses más calurosos, especialmente a la hora de depositarlos en lugares donde el sol les afecte directamente. Cada día que pasa los audífonos se fabrican con materiales más resistentes y duraderos pero eso no significa que no debamos protegerlos.

Entre los aspectos más perjudiciales para los audífonos, además de la humedad y la higiene, se encuentra la exposición a altas temperaturas. Al ser dispositivos tecnológicos muy sofisticados debemos cuidarlos y más aún sabiendo que nuestra audición va a depender del la atención que les prestemos. Uno de lugares donde debemos evitar dejar los audífonos es en el interior de los vehículos, especialmente si estos van a quedar directamente expuestos al sol.

Acostumbrarse a usar audífonos requiere un proceso de adaptación que puede ser más o menos largo por lo que si es la primera vez que va a emplear audífonos en verano le recomendamos que siga los consejos que le habrá indicado su audioprotesista. Recuerde que tanto las altas temperaturas como la humedad son malos compañeros de estos dispositivos por lo que si no puede evitar estos ambientes puede ser recomendable que proteja sus audífonos correctamente. También debe saber que mantenerlos limpios debe convertirse en una de sus rutinas ya que del cuidado que le de a sus audífonos va a depender la vida útil de los mismos.

Cuando hablamos de la exposición de los audífonos a las altas temperaturas se nos olvida citar que las pilas forman parte de estos dispositivos y su exposición al calor reduce vu vida útil además de poder provocar daños en el propio audífono. Si va a estar sin usar sus audífonos le recomendamos que las quite hasta que los vaya a emplear de nuevo.