Prueba Audífonos

Cada persona necesita un audífono adaptado diferente

Cada persona que sufre una pérdida auditiva requiere una solución auditiva totalmente adaptada a sus necesidades auditivas además de a su ritmo de vida y forma de actuar.

Audición adaptada a cada persona

Una vez que en el Centro Auditivo de confianza nos han evaluado la audición y han determinado nuestra pérdida auditiva se nos recomendarán, cuando esta sea la solución, un tipo de audífonos para que podamos seleccionar el ideal para nuestro caso. Pero la pregunta realmente consiste en cómo saber cuál es el ideal para nosotros, y a esa respuesta se llega a través de una serie de cuestiones que el audiólogo o audioprotesista le debe plantear.

Tenemos que saber que cada audífono se ha fabricado en función de un perfil concreto y por ello es posible que tengamos que saber si somos muy activos o por el contrario apenas salimos de casa, si nos gusta salir a restaurantes, si nos gusta y practicamos la escucha de música, si asistimos a reuniones, conferencias o congresos, si aún estamos en edad laboral, si nos relacionamos de un modo frecuente con otras personas, etc.

En función de todas estas respuestas los profesionales de su centro auditivo deben ser capaces de delimitar los audífonos que mejor se van a adaptar a su ritmo de vida, y además deben ajustarlos en función de su pérdida auditiva. Esta es la razón por la que podemos confirmar que cada audífono es diferente en función de los ajustes y del uso que se le vaya a dar.

Al igual que el resto de los dispositivos que dependen de la tecnología los audífonos evolucionan constantemente ofreciendo mayores ventajas, soluciones y prestaciones. Además son cada vez más resistentes, duraderos, y presentan mayor autonomía, hasta hace poco todos funcionaban con pilas y ahora se empiezan a imponer los recargables e incluso los mixtos, que pueden funcionar con pilas además de con batería extraible como es el caso del nuevo desarrollo de los audífonos Bernafon.