Audífonos

Cuestiones comunes cuando empezamos a usar nuestros audífonos

Empezar a usar audífonos implica acostumbrarse a oír de nuevo. Hay una serie de circunstancias que suelen ser comunes en todas las personas que tienen que emplear estas ayudas auditivas.

La mejor forma de acostumbrarse al empleo de los audífonos es usarlos la mayor parte del tiempo que se pueda. Al cabo de unos días lo normal es que ya estemos totalmente adaptados a su empleo, a las posibilidades que ofrece, a manejar sus diferentes funcionalidades, etc. Pero hasta ese momento nos surgen una serie de dudas y cuestiones comunes.

Audífonos, acostumbrarse a su uso y empleo.

Entre las preguntas que nos suelen aparecer destacamos las siguientes como las más habituales:

  • Comodidad del audífono. Es evidente que nos debemos acostumbrar a llevar un dispositivo en nuestro oído y ello implica molestias, sobre todo los primeros días. En el Centro Auditivo en el que le han atendido le van a indicar el tiempo que les debe usar en su período de adaptación al empleo de audífonos.
  • Mi voz la oigo muy fuerte. Este efecto, conocido como efecto oclusión, es algo muy habitual en los usuarios "novatos" de audífonos. Se produce una sensación de estar "taponado" que hace que nuestra voz suene más fuerte. Si es su caso, es posible que los audiólogos de su centro auditivo puedan realizar alguna corrección, pero lo normal es que al cabo del tiempo s hya acostumbrado a esta situación.
  • Interferencias. Pueden darse casos de interferencias debido principalmente a que los audífonos no dejen de ser artículos electrónicos. Casos como los de reverberación por ejemplo están cada día más controlados por los fabricantes de estas ayudas auditivas. Cuando capte sonidos incómodos debe notificarlo en su centro auditivo puesto que puede existir algún problema con sus audífonos. Este caso de interferencias era, hasta hace poco, muy comun, cuando se estaba cerca de los teléfonos móviles pero lo cierto es que este problema está cada vez mejor resuelto.

Según vayamos usando los audífonos nos iremos acostumbrando en mayor medida a su funcionamiento y les podremos sacar una mayor rendimiento. Hay que tener paciencia porque las ventajas que ofrece usar audífonos siempre son superiores a no oír.