Uso de Audífonos

Mejor con Audífonos que identifican el ambiente acústico

Cuando se emplean audífonos se puede dar el caso en los que existan varios ambientes diferentes, es decir que no coinciden los sonidos que llegan desde los diferentes oídos. La coordinación binaural juega aquí un importante papel dando la importancia al que seleccionemos.

Mediante la coordinación entre ambos audífonos vamos a tener una situación sonora óptima. Mediante la misma, y en función del ambiente concreto, los audífonos van a adecuarse a las necesidades auditivas del usuario. Existen, siempre hablando de audífonos de cierta tecnología como los de Bernafon, programas multi-ambiente que permiten que estas situaciones sean captadas perfectamente ya que las contemplan.

En el caso de algunos de los audífonos desarrollados por Bernafon los ambientes se han clasificado en

• Habla sin ruido
• Habla con ruido
• Ruido
• Silencio
• Viento

El sistema de clasificación de ambientes se rige por prioridades y la más importante de todas ellas es el habla. Bajo esta premisa y considerando los diferentes ambientes, los audífonos mediante la coordinación binaural, nos van a ofrecer sus mejores prestaciones para que seamos capaces de relacionarnos.

La única excepción ante la coordinación de ambientes sucede cuando hay ruido de viento, en situaciones como conducir un vehículo con la ventana baja. En esta situación, la coordinación binaural de los ambientes no se realizará, para asegurar que el ruido de viento sea reducido sin interrumpir la percepción de habla en este ruidoso ambiente.

La coordinación binaural ayuda a las personas con pérdida de audición a poder entender mejor el habla, sentirse más cómodos en diferentes ambientes y por tanto a mejorar su calidad de vida. La coordinación binaural entre los audífonos es posible gracias a la tecnología inalámbrica.