Audífonos Bernafón

Qué Prestaciones debe ofrecer un Audífono

Cada persona es un mundo y por lo tanto cada persona necesita su propio audífono, configurado en su centro auditivo según sus necesidades específicas. El mejor audífono es el que resuelve los problemas auditivos de la persona que lo porta considerando no sólo su pérdida auditiva sino también su ritmo de vida.

Cada problema auditivo requiere una solución individual adaptada, pero cuando se trata de audífonos debemos considerar una serie de aspectos que son los que nos van a garantizar los mejores resultados. A continuación os relacionamos algunos aspectos a considerar.

En primer lugar, desde Mejor con Audífonos, asumimos que en caso de pérdida de audición cualquier persona se va a dirigir a centros auditivos profesionales. Estos gabinetes deben ofrecer a cualquier usuario las respuestas que precisen que generen la confianza y garantía de que las soluciones auditivas que se van a adoptar van a ser las mejores. Una vez entendido esto vamos a hacer un repaso de algunas de las prestaciones que es convienente considerar a la hora de elegir un  audífono.

Con un audífono lo que se busca es solucionar un problema auditivo relacionado generalmente con la comprensión del habla, pero además deben ser cómodos y duraderos. Tres aspectos esenciales a considerar van a ser la Coordinación Binaural, la Direccionalidad y la Reverberación.

Coordinación Binaural

La audición se basa en la escucha a través de dos fuentes sonoras ubicadas en paralelo, los oídos. Esto hace que realmente percibamos dos señales diferentes que a través de nuestro sistema auditivo convertimos en un único mensaje sonoro. Cuando vamos a tener que empezar a usar audífonos debemos saber que tenemos que lograr que esta coordinación binaural también se debe producir del modo más natural posible. La solución que ofrecen los audífonos, al menos los que solucionan esta cuestión como es Supremia de Bernafon, consiste en el intercambio constante de información entre un lado y el otro con el objetivo de que ambos audífonos funcionen como un único sistema. Para ello ambos audífonos funcionan en todo momento con el mismo tipo de micrófono.

Existen excepciones a esta forma de funcionar los audífonos que son las situaciones en las que únicamente queremos percibir uno de los audífonos o de las fuentes de audio. Este sería el caso por ejemplo de las llamadas telefónicas en las que debemos enmudecer o reducir la amplificación del audífono con el que no estamos operando.

Direccionalidad

La principal cuestión que deben resolver los audífonos es que las personas que los porten sean capaces de distinguir y comprender perfectamente el habla y para ello se debe aislar este del ruido o del sonido ambiente. Estas personas tienen poca discriminación del habla por lo que necesitan una mayor relación señal ruido y por ello los micrófonos direccionales son esenciales para aumentar la comprensión del habla con ruido de fondo.

Para ganar en seguridad y comodidad al escuchar con los audífonos es importante la localización del ruido y para ello la tecnología multimicrófono es esencial. Los Sistemas de Direccionalidad Adaptativa cambiando entre los micrófonos omnidireccionales y los direccionales permiten a los clientes oir sonidos en diferentes ambientes y ser capaces de optar por el micrófono que más interese en cada situación.

Reverberación

La reverberación es un fenómeno sonoro producido por la reflexión que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo. Este fenómeno es algo que los audífonos deben evitar puesto que dificulta en gran medida la comprensión del habla.

Los audífonos deben tratar la Reverberación localizando la parte reverberante de la señal sonora para atenuarla con el objetivo de conservar la información importante de la palabra. Esto siempre va a redundar en una mayor comprensión auditiva.