Demo

  • Inicio
  • Blog
  • Zerena amplia su gama de Audífonos para favorecer todas las situaciones auditivas
Invierno y audífonos

Los audífonos y la llegada del frío

Los audífonos son dispositivos tecnológicamente muy desarrollados que se pueden usar en cualquier estación del año pero si que es cierto que en determinadas circunstancias debemos poner especial atención. En este caso nos vamos a referir a su cuidado en relación con el invierno.

Uso de audífonos en invierno

Los audífonos son dispositivos que muchas personas tienen que emplear para solucionar su pérdida de audición y que les van a permitir llevar una vida tan plena como al resto. Por ello no deben existir limitaciones para poder emplearlos los 365 días del año. Lo que si que debemos considerar es que cuando llega el invierno se pueden dar algunas circunstancias que pueden, si no las tenemos en cuenta, afectar a estas ayudas auditivas.

Si nos movemos en ambientes de mucho frío debemos prestar especial cuidado con la nieve debido especialmente a la humedad ambiental y a las diferencias de temperaturas que se van a producir cuando estando en el exterior entramos a un local o viceversa. Estas diferencias de temperatura pueden generar efectos de condensación que si no contemplamos podrán causar daños en los audífonos.

Los audífonos que se fabrican hoy en día, al menos los de fabricantes como Bernafon, resisten perfectamente estas situaciones cotidianas pero aún así hay que ser cuidadoso y si advertimos la humedad o algún tipo de condensación debemos retirarla con alguno de los paños o telas que debemos destinar a tal fin. El mantenimiento del espacio donde se sitúan las pilas, portapilas,  también debe mantenerse lo más seco posible y en caso de que la humedad haya entrado aquí debemos dejarlo secar retirando cuidadosamente las pilas hasta que no exista ninguna señal de humedad. En el caso de los audífonos intraauriculares o retroauriculares también debemos dejar secar los tubos acústicos. Aunque hay audífonos que no llevan portapilas, como algunos modelos de audífonos recargables, también tenemos que tener atención a su batería.

El principal problema cuando usamos los audífonos en ambientes fríos es, como ya hemos indicado, la humedad y por ello siempre es recomendable que en estas situaciones empleemos algún tipo de protección externa como pueden ser los gorros, sombreros, pañuelos o incluso bufandas. Si mantenemos protegido el audífono vamos a poder disfrutar de unos días invernales plenos y sin limitaciones.

El momento ideal para realizar una completa revisión de los audífonos, en caso de pensar que se han mojado o están húmedos, va a ser por la noche ya que disponemos de muchas horas para que se sequen completamente. Retirar la pila y dejar el portapilas abierto también es conveniente para asegurarnos de que quedan los dispositivos auditivos completamente secos. Si cuidamos nuestros audífonos vamos a poder prolongar su vida útil.

Etiquetas: Audífonos

mejorconaudifonos.com